Sobre la eliminación del cepo cambiario

Macri anunció que, si gana, sacará el cepo y unificará el mercado cambiario. Los economistas coinciden en que se debe avanzar en esa dirección, pero advierten que la medida no está exenta de riesgos y potenciales consecuencias no deseadas.

Mauricio Macri anunció hace un tiempo largo, y nunca reculó, cual sería su primera medida económica en caso de llegar a Balcarce 50, un escenario de probabilidades crecientes: eliminar el cepo. Ese es el título. Muy taquillero, por cierto. Sin embargo, no se conoce la letra chica ni los pormenores de su implementación, claves para mensurar su impacto. ¿Los agentes podrán comprar dólares, y otras monedas, en las casas de cambio libremente? ¿Requerirán previa autorización de AFIP? ¿Existirán topes diarios y/o mensuales, y serán los mismos que en 2011? Asimismo, ¿se elevarán los topes de importación para las empresas, y en cuánto? ¿Seguirán existiendo las DJAI’s? ¿Y qué pasará con las utilidades y los dividendos de las compañías, tanto las que no se pudieron girar desde 2011 y están retenidas como las actuales? ¿Se liberarán todas o habrá un cronograma para su giro o, acaso, un bono? Incógnitas no menores.

Al margen de las mismas, que se irán develando (en caso de que Macri gane) más temprano que tarde, también hay un debate, más de fondo, sobre la conveniencia de la eliminación del cepo. La lectura de Macri y su equipo económico es que, desde que se instauraron las restricciones cuantitativas al acceso de divisas allá por finales de 2011, la economía se estancó, el empleo privado dejó de crecer, los flujos de capitales se frenaron y la inversión privada se retrajo, entre otras cosas. Por lo tanto, eliminar el cepo sería el primer paso para poner proa hacia el objetivo final de la política económica de Cambiemos: pobreza cero.

¿Qué dicen los economistas sondeados por el estadista? En líneas generales, coinciden. Hay que avanzar, sostienen, en esa dirección, recuperar competitividad-precio y eliminar la brecha cambiaria. Sin embargo, algunos son algo más escépticos sobre el impacto final de la medida. La economía no volverá a crecer automáticamente porque se elimine el cepo, dicen. Es una condición necesaria, pero no suficiente. Por el contrario, arguyen, si se elimina el cepo y, paso previo, se devalúa el peso para reunificar el mercado cambiario, como anticiparon que harán desde Cambiemos, el impacto inicial podría ser recesivo porque aumentaría la inflación y bajaría el consumo. Cuanto más se devalúe el peso (hasta ahora, Macri y su equipo se limitan a decir que la reunificación será en un nivel inferior al “blue” pero reconocen no saber cuál sería la nueva paridad de equilibrio) mayor será el impacto inflacionario y, por ende, recesivo.

Sin embargo, esto también es motivo de debate. Según los economistas de Cambiemos, apalancados en un paper de Andrés Neumeyer (UTDT) publicado en el blog Foco Económico, creen que el pass-thorugh, esto es, la inflación adicional que generará el corrimiento cambiario será bajo porque muchos fijadores de precios están marcando cotizaciones con el dólar “blue”, o el CCL, como referencia.

Y, si hay debate, eso significa que no todos están de acuerdo. “Quien diga que la devaluación no acelera la inflación miente”, escribió Ricardo Delgado, economista del Frente Renovador, en Twitter. Como él, muchos piensan lo mismo. El ejemplo más cabal es lo que pasó tras la devaluación de enero de 2014: en ese entonces, la inflación pasó de 25% a 40% anual tras “la deva”.

Una medida que ayudaría a moderar las presiones inflacionarias de la corrección cambiaria sería abrir la economía para que la producción local deba competir contra bienes importados a menores precios. La variable de ajuste, allí, podría ser el empleo local en los sectores menos competitivos.

Pero el debate más interesante es de dónde saldrán los dólares para financiar la desrepresión financiera con un “BCRA pelado” (Macri dixit). Según cálculos que circulan por la city, el BCRA dispondrá de muy pocas reservas líquidas el 10-D. ¿Quién financiará, pues, la demanda de divisas? En Cambiemos apuestan a que se acelere la liquidación de la cosecha 2014/2015 que aguarda en los silobolsas (creen que hay, como mínimo, US$ 7.000 millones) y haya un mayor ingreso de capitales tras el sinceramiento cambiario, la eliminación del cepo y la mayor confianza en la política económica. Asimismo, aumentarán los incentivos, probablemente vía tasas de interés, para quedarse en pesos.

Empero, si se desata una corrida ante un BCRA indefenso y es el mercado el que fija la paridad, podría haber lo que se denomina en la jerga un “over-shooting”, una suba exagerada del dólar que alimente la inflación y profundice la recesión.

¿Qué dicen los economistas sobre qué hay que hacer antes de salir del cepo? Por un lado, coinciden en que hay que devaluar y unificar porque, si no, se disparará la demanda de “billetes” por la creencia de que, más temprano que tarde, habrá que ajustar la paridad US$/$ y/o habría agentes que compren al oficial y vendan al “blue”. Por otro lado, resulta menester fortalecer las espaldas del BCRA para que pueda defender el nuevo tipo de cambio ante eventuales corridas y sostienen que hay demasiados pesos circulando que podrían dolarizarse. El tema es cuán rápido será ese proceso. ¿Alcanzará con los agrodólares (si, como pretenden desde Cambiemos, llegan rápido) o serán necesarias más fuentes de divisas? El endeudamiento es una opción posible, pero requiere comenzar a arreglar el pleito con los holdouts y eso puede llevar su tiempo. Finalmente, los economistas creen que la política monetaria deberá hacer su aporte y abandonar, más temprano que tarde, su sesgo expansivo. Si hay desequilibrios en el mercado de pesos y hay más de los que los agentes pretenden, la demanda de divisas podría ser muy importante en el corto plazo. Por eso, dicen, se requiere una política monetaria más astringente y cortar el financiamiento monetario del BCRA al Tesoro, algo que no será fácil de instrumentar rápido.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Última Edición