Misiones: la oposición le facilita la elección al oficialismo

(Columna de Fernando Santacruz)

El oficialista Frente Renovador lleva como candidato a gobernador al actual vice Hugo Passalacqua, y apuesta al arrastre de Scioli y la ley de lemas a nivel municipal para quedarse por cuatro años más en el poder.

Además de elegir Presidente y representantes al Congreso y al Parlasur, en octubre los misioneros pondrán en juego la gobernación, 75 intendencias, y las mayorías en la Legislatura unicameral provincial y en los concejos deliberantes locales. El oficialista Frente Renovador de la Concordia Social llega a esta elección, por primera vez desde su creación en el 2003, en una alianza con uno de los partidos tradicionales de la provincia, el PJ en su versión FpV, que hasta hace cuatro meses formaba parte de los diversos espacios opositores al Gobierno provincial. Justamente la oposición, a pesar de haber realizado incansables intentos por unificarse en un proyecto común, llega a esta elección con nueve opiniones, que no harán otra cosa que facilitarse al oficialismo la elección (por no decir el triunfo) a nivel provincial y en cada uno de los municipios.

El delfín electo para suceder a Maurice Closses el actual vice Hugo Passalacqua, quien, entre sus principales atributos para ser elegido como candidato, contó con la confianza para ser el encargado de mantener el equilibrio entre Carlos Rovira y Closs, quienes en los últimos ocho años gobernaron la provincia, cada uno desde la jefatura de un poder del Estado: Closs en la gobernación, y Rovira en la presidencia de la Legislatura, en un equilibrio más volcado hacia Rovira, quien en 2007 y 2011 eligió a Closs, y ahora elige a Passalacqua. Daniel Scioli, según varios sondeos, superaría los 50 puntos en la provincia reforzado por el arrastre de los más de 700 candidatos a intendente locales.

Hasta antes de la elección de Passalaqua, el panorama opositor parecía promisorio. La Unión Cívica Radical venía de posicionarse como la segunda fuerza en el 2013 con el 19% y 26% en las elecciones provinciales y nacionales respectivamente, y tras haber realizado una gran interna a finales del 2014 para elegir su candidato a gobernador se proponía unificar a la oposición. Pero cuando empezaron a delinearse las primeras negociaciones, los espacios opositores empezaron a sacarse chispas. Los cruces mediáticos entre el candidato a gobernador radical Gustavo González, y los otros líderes opositores con los cuales la UCR quería armar el frente, preanunciaban que el camino hacia la unificación opositora sería una tarea de extrema precisión quirúrgica. La operación se complicó cuando el diputado nacional electo por el oficialismo en el 2013, Alex Ziegler, se fue de la Renovación en mayo, y tras coquetear públicamente con Florencio Randazzo durante algunas semanas, terminó como candidato a gobernador de Mauricio Macri, en una alianza con el PRO y otros partidos. En ese contexto, el radicalismo conformó el Frente Cívico y Social con el espacio que nuclea al progresismo, y hasta el momento del cierre de esta edición, espera el fallo de la Cámara Nacional con competencia electoral, que le permita pegar la boleta de sus candidatos provinciales a la de Macri. Esa posibilidad fue hasta el momento negada por el PRO y por la primera instancia de la Justicia Electoral. La boleta de Macri, quién podría obtener más de 20 puntos en octubre, es vital para la competitividad del candidato radical González y también para Ziegler. Ambos candidatos y espacios compiten en intención de voto por el segundo y el tercer lugar.

El Partido Agrario y Social de “Cacho” Bárbaro aspira a superar con creces el 10% obtenido en las PASO, al igual que el espacio del peronismo opositor, liderado por Ramón Puerta y el camionero Adolfo Velázquez, quienes también aspiran a superar su performance de las PASO. Los primeros llevan a Scioli de presidente, convirtiéndose de facto en una colectora, mientras que los segundos llevan a Sergio Massa. Las restantes cuatro fuerzas provinciales tienen escaso poder territorial y solo presentan candidatos locales en los municipios más importantes. En orden de relevancia territorial se destacan el también camionero Ramón del Rosario Velázquez, por el espacio Una Nueva Alternativa; Juan Pasaman del Frente Popular, un espacio que nuclea a dirigentes gremiales y sociales; Mario Cuotune del Partido Obrero; Alfredo Aranda del Movimiento Generacional, y Roberto Benítez del Movimiento para una Mejor Vida. Los dos últimos también son candidatos a primer diputado provincial.

En definitiva, la dispersión opositora se convierte así en el factor determinante del probable triunfo oficialista en Misiones. Un buen parámetro para comprender el efecto que podrá tener el actual contexto de fragmentación en esta elección general, son los resultados de las recientes PASO para diputados nacionales. El Frente Renovador-FpV obtuvo el 51,94%, y lo siguieron lejos el PRO con el 12,51%, el Agrario y Social con el 10,31%, la UCR con el 9,83%, y el Frente Unidos con 9,27%, mientras que los restantes espacios sumaron sólo el 6,15%. El próximo 25 de octubre jugarán otros factores que modificarán estos guarismos de las PASO, como la presencia de la elección provincial y municipal, esta última con ley de lemas que provoca que se hayan anotados más de mil candidatos a intendentes sumados todos los frentes. Lo que está claro es que el oficialismo mantendrá esta distancia a nivel provincial, y que la puja electoral más intensa se dará nuevamente entre los espacios opositores por un segundo y tercer lugar. En cuanto a lo municipal, la ley de lemas impulsará en la mayoría de los municipios elecciones competitivas entre dos candidatos oficialistas, mientras que en unos pocos, la oposición sueña con dar el batacazo. Otra cuestión a tener en cuenta, serán las nuevas conformaciones legislativas, ya que el oficialismo a nivel provincial y municipal podría tener comprometida sus actuales mayorías automáticas de no superar el 40%, teniendo en cuenta que renueva cargos del 2011 donde obtuvo el 72%, y los legisladores y concejales que se quedarán dos años más, son producto de la elección del 2013, cuando el oficialismo cosechó el 35% de los votos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Última Edición