“Ninguno de los candidatos es un lider carismático”

(Entrevista a Hugo Haime, director de Hugo Haime & Asociados)

Pasaron más de dos meses desde las PASO y mucha campaña debajo del puente. Sin embargo, todo parece frizado en 40-30-20. ¿Qué explica esta estabilidad?

Los números se han movido, pero muy levemente. A Daniel Scioli le cuesta pasar el número de las PASO; Mauricio Macri ha tenido una leve caída porque una parte de los votos de Ernesto Sanz y Elisa Carrió lo ha abandonado. Una parte se fue a Margarita Stolbizer y otra a Sergio Massa, que a su vez, no retiene los votos de José Manuel de la Sota, pero ha agrandado un poco su caudal con los votos de Carrió y Sanz. Asimismo, Macri ha perdido votos propios hacia Massa. El tema es que en los grandes números estos corrimientos no se ven porque son minidesplazamientos y por eso decimos 40-30-20.

¿Por qué no hacen mella las campañas?

En primer lugar, porque hubo muchas elecciones. En segundo lugar, porque la gente va terminar de tomar la decisión en la última semana. Sobre todo, los sectores medios,que son los que más se mueven al compás de las campañas, están más expuestos a los programas políticos y les interesa más la publicidad política y laspropuestas. Por último, ninguno de los tres candidatos entusiasma. Ninguno es un estadista o un líder carismático que mueva multitudes.

Luego de las PASO, muchos auguraban una polarización. Sin embargo, por ahora no ocurrió. ¿Cómo lo explica?

Por los errores de la campaña de Macri. Desde el punto de vista discursivo y propositivo, además, la campaña de Massa da en el clavo con lo que la gente está esperando: la idea de que hay cosas que rescatarpero otras en las quehay que cambiar, como la inflación, la inseguridad, el narcotráfico, el tema de los jubilados y el tema del empleo. Ese discurso, que ya lo tenía hace más de un año, logró sintetizarlo y demostró que tenía más claridad que Macri en el establecimiento de sus propuestas. La campaña de Macri comenzó con un purismo casi incomprensible y negando algún vínculo con Massa. El último cambio en su campaña y su sintonía con los apotegmas del general Perón lo hace poco creíble ante la gente, que tampoco cree que se pueda eliminar el cepo en un minuto ni el slogan ‘pobreza cero’. No pueden haber cambios bruscos: Argentina no está para eso. O sea que, por un lado, Massa conserva lo suyo y Macri va a terminar diciendo, creo yo, ‘vóteme que puedo forzar un balotaje’, pero no va a ser por sus propuestas.

¿Eso explica su reciente convocatoria al “voto útil”?

Hay que observarel comportamiento de los sectores medios, el 30% del país que vive en las grandes ciudades y que en los últimos 3-4 días tienden a definir elecciones. Poten cialmente, está la posibilidad de que el voto de Sanz y Carrió vuelva y que Macri pueda robarle algunos votos a Stolbizer e, incluso, al mismo Massa. Es una hipótesis.

¿La gente percibe que, con Scioli tan cerca del 40%, una diferencia de 10 puntos lo llevaría a la victoria? La gente no lo tiene muy claro. Es algo medio brumoso. Quizás se entere un poco más en éstos días en que se empezó a hablar del voto útil. Pero, por ahora, no veo a la población pensando en eso.

¿Por qué no crece Scioli?

Porque no le ha hablado al electorado no kirchnerista. Hay un sector que está muy de acuerdo con las medidas que tomó el Gobierno, sobre todo las políticas sociales y la idea de un Estado activo. Entre quienes dicen que no van a votar a Scioli, hay varios que dicen que podrían votarlo pero quieren que le demuestren que no va a llevar adelante solamente las políticas de CFK y que muestreque es un hombre con capacidad, autonomía y que va a hacer otras cosas en aquellasen las que la sociedad demanda cambios. En su campaña, solo le habló al electorado propio y por eso no creció.

¿Fueron muy tenues sus gestos de diferenciación?

Sí, fueron muy tenues. Una cosa es que las diga Juan Manuel Urtubey y otra es que las diga el propio Scioli. Las publicidades sintetizan la prédica del candidato y, si la publicidad no dice, el candidato tampoco.

Retomando, ¿entonces está aún la posibilidad de que la elección se polarice un poco hacia el final?

Sí, está todo abierto y tampoco hay que descartar que muchos digan ‘terminemos con la incertidumbre y pongámosle el voto a Scioli’. Es una elección cuyo resultado es difícil de predecir. Es difícil que Scioli no sea Presidente. Tiene muchas posibilidades. No sabemos si en primera o en segunda.

¿Es cierto que Massa es más competitivo electoralmente contra Scioli en segunda vuelta que Macri?

En un momento lo fue, pero los últimos números no indican eso. Le daría más pelea a Scioli que Macri, pero son números muy finos. Massa también creció tomando votos del peronismo, pero esos votos podrían ir a Scioli en noviembre. Nuestros últimos números indican que Scioli le gana a Massa por 3 puntos y a Macri, por 7.

Esta entrada fue publicada en Edición 131 y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + quince =