M. E. Vidal: “Necesitamos cuatro años más para consolidar lo hecho hasta ahora”

(Entrevista publicada en la edición nº33)

La ministra de Desarrollo Social de la ciudad y candidata a vicejefa de Gobierno por el Pro habló con el estadista sobre cuáles son los ejes de campaña para la elección del 10 de julio e hizo autocrítica por las promesas de campañas no cumplidas.

¿Cuáles son los rasgos distintivos de una campaña en la que se presentan como oficialismo y no ya como lo nuevo como en 2007?

Después de cuatro años, siendo aún un espacio político nuevo, ya podemos mostrar
experiencia de gestión. Hemos fortalecido el equipo, aprendimos de los errores y profundizamos los aciertos y eso es una ventaja a la hora de hacer campaña. A veces
construir un equipo de gobierno lleva mucho tiempo y nosotros ya lo tenemos consolidado, y creo que es una ventaja para la próxima gestión y no tener que empezar otra vez de cero, con una lógica que no es la mejor, de que el que viene destruye lo anterior.

Justamente con el kirchnerismo han cruzado acusaciones en esa línea. Ustedes con críticas a la gestión de Ibarra y ellos con la posible herencia que recibirían de ustedes…

Me gustaría que hablemos de futuro, que es lo que les importa a los porteños, qué cosas vamos a hacer para resolver sus problemas. Que hablemos de propuestas más que comparar la gestión. Igualmente ahí nos sentimos diferentes, no sólo en términos de lo que hacemos sino en términos de valores. El kirchnerismo promueve valores que
nosotros no defendemos y nosotros somos un espacio político que cree en valores como la tolerancia y el diálogo, la defensa de la libertad, una política social sin clientelismo, promover la pluralidad. Y creo que ahí nos paramos en una vereda distinta.

Recién hablaba de aprender de los errores, ¿en qué temas piensa que han fallado?

Yo considero que siempre se puede hacer más para tener un buen diálogo con el
Gobierno Nacional, es algo que tenemos que fortalecer para la próxima gestión sea quien fuere electo en octubre. Tenemos que seguir apostando al diálogo. Creo que todavía falta completar algunos procesos de transporte público y articular más con la provincia de Buenos Aires. En cada área hemos iniciado un camino pero todavía falta para poder consolidar las políticas que requieren más tiempo que cuatro años, y para eso necesitamos cuatro años más.

¿Falta porque prometieron mucho o porque se dieron cuenta al asumir de que no era tan fácil?

Generamos una enorme expectativa en 2007 con el firme propósito de alcanzarla y de
cumplirla, pero el hecho de ser un espacio político que no había gobernado antes probablemente influyó en nuestra capacidad de dar respuesta, sobre todo en los primeros años cuando, además, combinamos esa cierta inexperiencia del principio con dificultades de relación con el Gobierno Nacional, y eso en muchos casos demoró la
puesta en marcha de algunas políticas. Pero eso fue revirtiéndose a fines del segundo año y luego a cada dificultad que imponía el Gobierno Nacional fuimos encontrando un
camino alternativo: a la negativa de la transferencia de la Federal le opusimos la creación de la Metropolitana y a la negativa de los avales para el subte le opusimos conseguir financiamiento externo para las obras. Aunque no vamos a poder cumplir con lo prometido empezamos el camino.

Cuando hablan de la mala relación con la Casa Rosada en los primeros años, ¿no piensa que puede llegar a ser usado como argumento de campaña por el kirchnerismo para promover a sus candidatos?

Yo creo que eso es una extorsión, que habla de una actitud profundamente antidemocrática. Plantearle al porteño que para que la Nación se comprometa tiene que votar al candidato del mismo partido del Gobierno Nacional es plantearle una extorsión, además de que es mentirle. Porque los diez años de Gobierno de Aníbal Ibarra no hubo un mayor compromiso ni una mayor respuesta de la Casa Rosada. Si no lo hicieron cuando Ibarra era su socio político, y ahora lo sigue siendo, ¿por qué creer que lo van a hacer ahora? Cuando uno tiene voluntad de ayudar desde la Nación
a la ciudad no tiene restricciones.

¿Con la provincia han tenido las mismas restricciones de diálogo?

Tuvimos un buen diálogo con la provincia, hubo otro nivel de articulación, es otra cosa.

¿Van a apostar al diálogo con las otras fuerzas gane quien gane?

Gobernar también es dialogar, generar consensos para que no importa quien esté en
el poder y llevar ideas adelante para mejorar la vida de la gente.

Como ministra de Desarrollo Social, ¿qué opina de la política social del kirchnerismo?

Después de ocho años de crecimiento, la Argentina todavía tiene un tercio de los
argentinos pobres, y la ciudad no es una isla y debemos seguir trabajando para reducir
las desigualdades. Han usado un progresismo muy atractivo en el discurso que no se refleja en los hechos. Resta ver nada más, por ejemplo, que implementan la Asignación Universal por Hijo por decreto para que no salga por ley del Congreso, y encima no la actualizan por inflación.

¿Y en octubre qué harán?

Estamos en una etapa muy activa de definiciones, todos estamos involucrados en definir con qué fuerzas presentarnos. El Pro quiere tener un lugar a nivel nacional,
tenemos un crecimiento importante en algunas provincias que no queremos perder.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Última Edición