El peronismo ganó en Chaco

La amplia coalición opositora no pudo con una fuerte presencia del gobernador Capitanich en la campaña y cayó por un amplio margen con el justicialismo.

El frente Chaco Merece Más triunfó en las primarias abiertas para el cargo de gobernador ante el frente Vamos Chaco, que lideró la radical Aída Ayala, respaldada por la UCR, el PRO, el massismo y otras fuerzas locales por 59,62% (335.415 votos) versus 37,41% (210.457 votos), obteniendo una diferencia muy difícil de remontar para Vamos Chaco de cara a los comicios generales del 20 de septiembre.

Dentro del oficialismo, se impuso con amplitud la lista PJM-17 de octubre, que llevó al ex funcionario del gobierno provincial Domingo Peppo como precandidato a gobernador y a Daniel Capitanich -hermano del actual mandatario, que quedó a un paso de destronar al radicalismo del poder en la capital provincial- como compañero de fórmula. «La experiencia de gestión de Peppo en el Instituto Provincial de Desarrollo Urbano y de Viviendas, la red de apoyo territorial de ambos precandidatos y el ungimiento explícito del Gobernador Jorge Capitanich fueron factores decisivos en esta victoria intrapartidaria», opina José Fiorito.

El frente Vamos Chaco presentó una sola fórmula: la que encabezó la radical Ayala, secundada por Bruno Cipolini, hijo del intendente rozista de Sáenz Peña, Gerardo Cipolini. «Su frente solo se impuso en municipios menores del interior como Santa Sylvina, Pampa Almirón y Colonia Popular. Por otro lado, tuvo un mal desempeño en sus bastiones municipales de Resistencia (donde Capitanich se impuso como precandidato a intendente por un margen de casi 15 puntos porcentuales), Barranqueras y, en menor medida, Saenz Peña. El porcentaje los habilita a competir por la gobernación, pero la probabilidad de que se revierta el resultado de las PASO en las generales parece muy baja», añadió Fiorito.

Entre el peronismo y el radicalismo concentraron más del 90% de los votos en una elección que ya se preveía polarizada entre los dos partidos tradicionales. «De las restantes fórmulas, la única que logró superar el umbral de 0,75% para competir en las generales fue la del Partido Obrero, compuesta por Aldo García y Mariano Delgado; obtuvo casi 2% de los votos positivos. Es la primera vez que este partido de izquierda logra superar el 1% del apoyo electoral, por lo que se puede decir que la eliminación de la competencia interna a través del consenso de una única fórmula le rindió electoralmente», completa Fiorito.

Ya con la abultada diferencia que marcaron los primeros números del escrutinio, Capitanich -que ocupó un rol central en la campaña chaqueña- salió a festejar el triunfo de su candidato a sucederlo y a remarcar la derrota de la oposición. «Hemos enfrentado políticamente a una coalición muy amplia: Mauricio Macri, Ernesto Sanz, Margarita Stolbizer, Elisa Carrió y Sergio Massa apoyaron la candidatura de Ayala», dijo y tras dedicarle el triunfo a la Presidenta, Cristina Fernández, catalogó la elección como «un primer caso testigo de la elección nacional».

En tanto, el actual gobernador -imposibilitado constitucionalmente de buscar la re-re- se impuso aunque por una diferencia menor en la lucha por la intendencia de Resistencia, la ciudad que está gobernada por Aída Ayala desde 2003. La gestión bien valorada de la dirigente radical  y el hecho de tratarse de un centro urbano posiblemente sea la explicación al resultado reñido entre Capitanich y el poco conocido jefe de Gabinete de la Municipalidad de Resistencia, Leandro Zdero.

De la celebración en el búnker del peronismo local, participaron el jefe de Gabinete y candidato a la gobernación bonaerense, Aníbal Fernández, el titular de la Cámara de Diputados y también aspirante a suceder a Daniel Scioli, Julián Domínguez, y el ministro del Interior y Transporte y precandidato presidencial del FpV, Florencio Randazzo, entre otras figuras del Frente para la Victoria (FpV).

Por su parte, Ayala intentó minimizar el resultado, más abultado de lo que se preveía. «No hay que tomar como que un frente le ganó a otro, porque yo no competía con Capitanich. La ley es clara, hoy se han celebrado internas y ahora ya sabemos contra quién competiremos en las elecciones de septiembre; con el sueño de gobernar el Chaco», señaló.

Esta entrada fue publicada en Edición online y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a El peronismo ganó en Chaco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + 8 =