Primeras señales de las urnas

Los comicios en Villa Dolores y La Falda marcaron la importancia que tendrá cada elección previa a la nacional y anticiparon la polarización entre el FpV y la coalición UCR-Pro.

Al igual que en todo año electoral –pero más aún en uno agitado como este-, cada resultado en las urnas cobra una relevancia especial. No importa si se trata de elecciones primarias o definitivas o si son municipales o provinciales ni de qué distrito. No cambia mucho si se trata de un distrito grande o uno chico. Políticos de todos los sectores usan los resultados para mostrarse competitivos y ganadores y trazar una tendencia de cara al futuro, donde está el premio mayor. Villa Dolores y La Falda no fueron la excepción. En el primero de los dos distritos que elegían intendente, triunfó Carmen Gloria Pereyra, radical K de Concertación Forja, el partido que preside el subsecretario general de la Presidencia de la Nación, Gustavo López.

Para celebrar la victoria, llegaron al municipio cordobés (de unos 26.000 electores) varias figuras nacionales del oficialismo. Además de López, viajaron los precandidatos presidenciales del oficialismo Daniel Scioli y Sergio Urribarri, el jefe de Gabinete Aníbal Fernández, el secretario general de la Presidencia Eduardo “Wado” de Pedro, el viceministro de Desarrollo Social y posible precandidato a la gobernación bonaerense Carlos Castañeto y el diputado nacional Edgardo Depetri.

El mensaje del oficialismo es que se trata del primer triunfo de varios por venir y que no se vive un fin de ciclo. Además, Aníbal Fernández contrapuso lo que llamó el “radicalismo nacional y popular” aliado al kirchnerismo en Villa Dolores y “la UCR atada de pies y manos por una derecha conservadora”, en referencia al acuerdo del partido centenario con Pro.

El otro dato saliente de la jornada electoral se dio en La Falda, donde se dio –con éxito- el primer test electoral de la coalición UCR-Pro. El triunfo fue para el actual intendente Eduardo Arduh, quien se mostró junto al precandidato presidencial del radicalismo, Ernesto Sanz, el intendente de Córdoba, Ramón Mestre, el titular del bloque de Diputados nacionales, Mario Negri, y los legisladores nacionales Oscar Aguad y Diego Mestre. “El jueves vine al cierre de campaña y me comprometí a estar en los festejos hoy. Ahora hay que salir a trabajar para poner un gobernador radical en la provincia y un radical como Presidente de la Nación”, celebró Sanz el día del triunfo.

En cambio, Pro no estuvo representado más que por dirigentes locales de menor jerarquía y su líder, Mauricio Macri, no fue parte de los festejos sino que se expidió únicamente a través de Twitter. “Felicitaciones a @CachoArduh y Alberto Mainero por el triunfo en La Falda. Sigamos construyendo juntos el cambio que el país necesita”, festejó el precandidato presidencial.

Quienes no tuvieron nada para festejar fueron el gobernador cordobés José Manuel de la Sota y el líder del Frente Renovador, Sergio Massa. Los comicios arrojaron una victoria para el oficialismo y una para la coalición surgida del acuerdo entre la UCR y Pro, reforzando la polarización entre estos dos espacios que vino a poner fin (o al menos stand-by) a la noción de triple empate.

De la Sota esperaba estos primeros resultados de la coalición UCR-Pro en distritos de su provincia para fijar su estrategia provincial: la fórmula que competirá por su espacio la gobernación y la fecha de los comicios. Massa sufrió de ser el único de los tres espacios con aspiraciones presidenciales que carece de una estructura partidaria y figuras competitivas en todos los distritos del país. El efecto contagio de aparecer festejando victorias municipales y provinciales al que apuesta Macri se volverá en el massismo un déficit, como se vio en estas elecciones.

Por otra parte, la amplia presencia de dirigentes nacionales del radicalismo en La Falda y de kirchneristas en Villa Dolores da cuenta de la importancia que le van a dar desde el Gobierno Nacional y la oposición a cada elección hasta el 9 de agosto. La carrera por la Presidencia se empezará a vislumbrar con claridad en cuatro meses, cuando los precandidatos se enfrenten por primera vez en Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO). Pero como se vio este domingo, el camino previo será igual de importante para quedarse con el premio mayor.

Esta entrada fue publicada en Edición online y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a Primeras señales de las urnas

  1. Pingback: La primera fue para el FpV |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − 9 =