La importancia de Buenos Aires a nivel nacional

(Reseña del libro «Atrapada sin salida. Buenos Aires en la política nacional 1916-2007», de la politóloga María M. Ollier)

El peso del territorio bonaerense en la política argentina está marcado por una relación oscilante con la Nación

La provincia de Buenos Aires en general, y el conurbano en particular, son un heterogéneo territorio en el que conviven los mejores indicadores del país con índices sociales de carácter estructural que están muy por debajo de la media nacional. Varios son los ejes desde los que se han articulado distintas visiones socioeconómicas sobre el territorio abordando esa combinación de los prósperos sectores del interior bonaerense con los barrios humildes del sur y el oeste del conurbano, de los corredores de barrios cerrados que se emplazan al norte de la ciudad de Buenos Aires con los asentamientos precarios que los miran al otro lado de los muros de exclusión.

Pero pocos han sido, sin embargo, los estudios que, sin descuidar todas esas complejidades, han tratado de enfocarse en la provincia como actor político centrándonse en todas las heterogeneidades y particularidades de su forma de hacer, construir e incidir en la política nacional, teniendo en cuenta sus matices locales.

El nuevo libro de la investigadora María Matilde Ollier, “Atrapada sin salida. Buenos
Aires en la política nacional 1916-2007”, trata de llenar esos vacíos y arroja luz sobre la política en una región conflictiva y densa de la escena nacional como es la provincia de Buenos Aires, donde el último censo precisó que vive el 38,8% de la población del país.

A través de una exploración exhaustiva y un recorrido histórico por su peso en cada
una de las elecciones presidenciales desde la sanción de la ley Sáenz Peña hasta 2007, la autora revela la imbricación entre las políticas nacional, provincial y el conurbano bonaerense, la que permite descifrar los caminos de acceso y permanencia de los ejecutivos locales.

En ese ámbito analiza con detenimiento, los vaivenes y las condiciones de ascenso y caída de los denominados “barones” del conurbano, tal el nombre en el que se mencionan a dirigentes de los más diversos orígenes, trayectorias y estilos de hacer política. Ollier critica la “alta concentración de poder” de los jefes comunales que los convierte “en una suerte de soberanos”, herederos de una larga tradición caudillista argentina, como señala, con mucho poder para armar tanto las boletas partidarias
como para designar sucesores.

“El legado caudillista, autoritario y militar –explica– de la política argentina facilita en mayor medida el funcionamiento de un diseño municipal de esas características”.
Consigue así dar una explicación de los sucesivos, y en general exitosos, intentos del
poder central por controlarla. Un territorio donde se reúnen casi cuatro de cada diez votos totales no puede pasar inadvertido para quien ocupe la Casa Rosada.

Atendiendo al influyente rol de la provincia y sus desventajas, el libro da cuenta de los vaivenes históricos que han tenido los tres impactos políticos que la atraviesan: la ascendencia bonaerense en el ámbito nacional; su contracara, la repercusión de la política nacional sobre Buenos Aires, y la cooperación entre las dos jurisdicciones.
Estas tres situaciones evidencian una imbricación de los dos ámbitos (Nación y provincia) la cual configura una clave para comprender la política provincial.

A lo largo de la historia reciente la debilidad o fortaleza del signo político habitante de Balcarce 50 y de La Plata han ido moldeando esa relación. En esa historia, ve la llegada de Eduardo Duhalde a tierra bonaerense como un punto de inflexión, que se corona en 1994 con la reforma constitucional en la provincia. El fin de su permanencia como caudillo provincial marcará una nueva era con el ascenso del kirchnerismo desde 2005, con una nueva era de predominio nacional sobre la provincia.

Para describir y explicar esa relación, el texto se focaliza en primer lugar en el análisis
de la emergencia, el desarrollo y el eclipse de los máximos dirigentes del Partido Justicialista bonaerense y de la UCR provincial. El estudio del anudamiento político de ambos territorios en los dos partidos explica cómo se construye, a su vez, el vínculo entre los liderazgos provinciales y nacionales.

En este contexto de preocupaciones, el libro se focaliza además en la política del conurbano bonaerense, cuya relevancia encuentra como motivo más obvio su peso en la escena electoral y política tanto provincial como nacional, que va creciendo en términos absolutos más allá de la subrepresentación que viene arrastrando en beneficio del interior provincial primero y de los distritos más pequeños después.

Por lo tanto, el texto analiza los liderazgos locales de ese gigantesco anillo urbano,
que se encuentran centrados, en general, en la figura del intendente, con la intención de indagar: 1) cómo se relaciona la imbricación Nación/provincia con los liderazgos locales, 2) cuál es su influencia para condicionar su acceso y su permanencia en el gobierno local, 3) qué papel juegan las instituciones y la dinámica política en el anudamiento de las tres jurisdicciones y 4) cuáles son las estrategias de los dirigentes locales para afincar su poder de acuerdo sus capacidades políticas.

Además, avanza en analizar cómo conviven dos fenómenos tan opuestos como las reelecciones indefinidas, que critica con dureza, y la posibilidad de remoción de los jefes comunales por parte de los concejos deliberantes, criterio no siempre explorado.
En el libro, Ollier (Ph. D en ciencia política, Universidad de Notre Dame e investigadora de la Escuela de Política y Gobierno de la Universidad Nacional de San Martín) explora también cómo las reglas y la dinámica política de las dos esferas superiores (nacional y provincial) establecen los límites y las posibilidades dentro de las cuales despliegan las facultades políticas de los ejecutivos municipales.

Y comprueba cómo las maquinarias políticas (de las cuales el clientelismo es un componente), engarzadas en los ámbitos provinciales y nacionales, facilitan la permanencia de los ejecutivos locales, necesarios a su vez para asegurar la continuidad de los otros niveles. Los últimos dos capítulos se dedican a analizar con profundidad
los últimos 27 años de política en las dos secciones electorales (primera y tercera) que
conforman el conurbano.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email
3 Comentarios
Antiguos
Nuevos Más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
isabel
8 años atrás

Busco este material a los efectos de efectuar una tarea encomendada por la Escuela de Gobierno del Chaco donde la politicologa dicta la asignatura Politica Argentina Contemporanea (1916-2007)
Coincido con ella en que estamos ante la presencia de caudillos durante el ciclo en cuestion y por supuesto Bs. As. es importante a nivel nacional. Con referencia al clientelismo es lo que hay.

PBA y CGT, dos disputas “oficialistas” |
8 años atrás

[…] lectura atenta del libro “Atrapada sin salida. Buenos Aires en la política nacional (1916-2007)”, de la politóloga María Matilde Ollier, nos revela que históricamente la provincia de Buenos […]

rocio
8 años atrás

ta mortal para mi tarea de hoy.

Última Edición