Thomas: “La oposición debe unirse en defensa de la democracia, pero no electoralmente”

Entrevista al diputado nacional Enrique Thomas (Mendoza), presidente del bloque Frente Peronista.

¿Qué lectura hace de las protestas del 18 de abril?

Creo que fue una de las manifestaciones más grandes de la Historia Argentina. Fue una manifestación espontánea, pacífica y a lo largo y ancho del país y muy concreta en cuanto a sus reclamos. Es la de un pueblo que reacciona ante la propuesta de construir un poder absoluto a través de la dominación de los tres poderes y del sometimiento de los gobernadores mediante la caja centralizada. La gente se ha dado cuenta de esto porque ha sido muy burdo y explícito, y quiere protestar. Va a ser la base de un cambio drástico que se dará en el país en los próximos meses y sobre todo a partir de octubre.

¿O sea que la reforma de la Justica fue esta vez la fuerza traccionadora, ya que ese elemento no estaba presente en la anterior manifestación?

Sí, es verdad. Lo que ocurre es que la gente se da cuenta de que con una Justicia que no sea independiente, pierde sus derechos y los problemas centrales del país, como la inseguridad o la política económica, se deben a las reglas del juego poco claras. Y para solucionarlos es fundamental mantener la independencia de la Justicia, y por eso ese fue el reclamo principal.

¿Por qué hubo una participación más activa de los dirigentes opositores en la marcha?

Yo concurrí a la marcha en mi provincia, Mendoza, que fue multitudinaria, pero fui como un simple ciudadano, respondiendo a una convocatoria de la gente y sin buscar falsos protagonismos. La gente sabe que los sectores opositores son fundamentales para revertir esta situación que estamos viviendo. Como diputado y presidente del tercer bloque de la Cámara Baja, tratamos siempre de hacer todo lo que está a nuestro alcance. Pero no hay mucho que hacer ante una mayoría automática.

¿Cree que entre las demandas figuraba la confluencia de la oposición en una oferta electoral unificada?

Hay una parte de la población que reclama ese tipo de estrategias electorales, pero otra parte lo que pide es que tengamos criterios comunes y posturas innegociables más allá de las ofertas electorales. La idea de que toda la oposición vaya junta tiene doble filo. A veces, son uniones que no son homogéneas y, por ende, pueden ser endebles, además de difíciles de lograr debido al personalismo de muchos dirigentes. Lo que la oposición debe hacer es ponerse de acuerdo sobre la defensa de la democracia y la independencia de los poderes.

Hablemos de su espacio entonces. ¿Cómo se está armando el peronismo disidente para octubre?

Gran parte de las esperanzas de los argentinos están reposando en este peronismo, que no baja las banderas, que no tiene nada que ver con el kirchnerismo y que se está organizando a lo largo y ancho del país. Hay dirigentes que han tomado la delantera, como Francisco de Narváez en Buenos Aires, sindicalistas como Hugo Moyano o Momo Venegas y gobernadores como José Manuel de la Sota. Confío en que este armado se va a reproducir en todo el país. Va a haber dirigentes que se sumen después. Por eso, hay que ser amplios y entender que muchos de esos dirigentes hoy están en funciones ejecutivas y necesitan recursos de una caja que, en realidad, se usan para someter. Cada vez hay más críticas internas hacia una fuerza política que hace rato abandonó al peronismo y que se harán sentir progresivamente a partir de octubre. La Presidenta se basa en Unidos y Organizados y la pseudoizquierda que no le da volumen a su espacio. El peronismo se ha dado cuenta de esto.

¿Ese armado incluye a Scioli?

Sí, por supuesto. Scioli es diferente porque no comparte la metodología de la confrontación. Como él, seguramente seguirán apareciendo nuevos dirigentes y por eso digo que hay que ser generosos y amplios. Vamos a tener muchos dirigentes peronistas con capacidad de encabezar una fórmula ganadora en 2015.

¿En qué distritos se ven mejor parados para octubre?

En San Luis. No hay ninguna duda de que allí ganaremos y en Córdoba también, y con una amplia diferencia con respecto a los demás. En Buenos Aires, Santa Cruz y Entre Ríos también haremos una muy buena elección, así como en la Ciudad de la mano de Roberto Lavagna junto al PRO. En Chubut, Mario das Neves tiene una diferencia de más de 20-25 puntos. Haremos una excelente elección en todo el país, lo que es necesario para posicionarnos para 2015.

Muchos dirigentes peronistas apoyarían a Mauricio Macri en 2015. ¿Usted cree que será el revés, es decir, que el PRO se sumará a su armado?

Nuestra primera tarea es posicionarnos y después convocar a fuerza afines y, entre ellas, sin dudas figura el PRO.

Esta entrada fue publicada en Edición 77. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + 11 =