“En 2015, irá Cristina o el que ella elija”

Entrevista al senador nacional Ruperto Godoy (FpV-San Juan)

¿Cómo avizora la actividad legislativa en el Senado, dado que se trata de un año electoral, y suele haber menos actividad?

Es cierto que suele haber menos actividad en estos años. De todos modos, creo que la labor legislativa será intensa, sobre todo a partir del discurso que dio la Presidenta ante la Asamblea Legislativa y en el que brindó una serie de iniciativas vinculadas a la democratización de la Justicia que pronto serán enviadasal Congreso. También estará en agenda la modificación del Código Civil y Comercial para el que se trabajó de manera intensa durante el 2012 en todo el país recabando opiniones y puntos de vista.

¿La reforma de la Constitución para habilitar un tercer mandato de la Presidenta será debatida?

No es un tema que hoy esté en la agenda del Gobierno ni de los argentinos, más allá de las expresiones de deseo de distintos funcionarios o militantes del Frente para la Victoria (FpV). A mí me gustaría que haya una reforma constitucional que posibilite, entre otros temas, la re-reelección de la Presidenta. Pero la agenda del Gobierno hoy es que el país siga creciendo, seguir avanzado en más inclusión y ampliación de derechos y en continuar institucionalizando todos los cambios que se han producido en los últimos años.

Imaginemos un escenario sin re-re. ¿Cómo se tramitará la sucesión interna?

Si no es Cristina, será quien ella diga. La Presidenta tiene la autoridad política a partir de los logros conseguidos junto a Néstor Kirchner en la última década y es la conductora de este proyecto. Si no hay re-re, ella elegirá a quien mejor exprese los intereses de este proyecto. La interna peronista ha sido uno de los temas más debatidos en el último tiempo, y seguramente lo siga siendo, a partir de los realineamientos que se están produciendo.

Usted es peronista y participa activamente de la Corriente Nacional de Militancia. ¿Cómo está la coalición oficial?

Este es un espacio amplio y en el que convergen, con matices, varios sectores. Pero hay un objetivo común que es seguir apoyando este proyecto. Esto se vio con claridad en la reciente reunión de Paraná, Entre Ríos, donde, además de los gobernadores, participaron intendentes y organizaciones sociales. Más allá de las diferencias, el objetivo común es apoyar a la Presidenta y sostener este proyecto.

Recientemente, la empresa Vale decidió suspender su proyecto minero en Mendoza y se generó un debate acerca sobre las causas. Para algunos, se debió al alza de los costos en dólares y a las regulaciones impuestas por el Gobierno Nacional. Para otros, a una decisión de la empresa. ¿Cuál es su visión y qué está pasando en su provincia?

Tiene que ver con cuestiones que atañen a la empresa y a su situación global. En San Juan hay un desarrollo minero importante y proyectos que, como el de Pascua Lama, implican inversiones por más de US$ 8.000 millones, que siguen adelante, al igual que otros emprendimientos. Se han retrasado en algunos casos pero no por motivos económicos locales sino de las empresas.

Usted viene bregando por una mayor participación del Estado y de los empresarios argentinos en el desarrollo minero nacional que, hasta ahora, está monopolizado por los grandes jugadores globales. ¿Se avanza en ese sentido?

Sí. El Estado debe tener una mayor participación en la inversión en estos emprendimientos. Ese es el espíritu que llevó a crear el espacio de diálogo que se ha generado entre las provincias mineras para coordinar las legislaciones provinciales y estimular que haya empresas estatales que puedan ser socias en estos emprendimientos para lograr una mejor distribución de la renta y avanzar en un proceso de industrialización para generar localmente más valor.

¿Qué balance hace de la situación económica nacional?

El balance económico del 2012 hay que hacerlo en el marco de un escenario internacional complejo y en el que hubo una desaceleración del crecimiento en Brasil, China y también en Estados Unidos y Europa. La Argentina se planteó el objetivo de mantener el empleo. Si bien el crecimiento fue mucho menor al de años anteriores, se ha mantenido el nivel de empleo. En un mundo complejo, logramos mantener el superávit comercial y la consistencia macroeconómica. A nivel local, hay sectores económicos que tuvieron por muchos años una posición dominante y quieren un país para unos pocos, y están intentando permanentemente acechar al proyecto nacional.

Venezuela es un miembro pleno del Mercosur y en los próximos meses asumirá la presidencia del bloque. ¿Es un proceso irreversible o podría haber retrocesos, por ejemplo, si se impone el candidato opositor en los próximos comicios?

Nada impedirá que sigamos avanzando en el proceso de institucionalizar la integración y de fortalecer el Mercosur, más allá de quienes gobiernen los países. Hay una voluntad mayoritaria de los pueblos de América del Sur de integrarse a partir de una convergencia de intereses compartidos. Hay un mundo en transformación que ya dejó de ser unipolar. Las regiones son cada vez más relevantes y los países de la región actúan en ese sentido. Es un proceso irreversible y eso queda demostrado en el hecho de que hoy las tres economías más importantes de América del Sur están en el Mercosur y buscando formas de mejorar la complementación entre ellas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Última Edición