Cortando el pasto en Gaza

Para entender la región hay que desviar la mirada de los cadáveres. Allá las muertes son un instrumento de legitimación de la violencia.

No hay argumento que valga contra niños muertos. Por eso, para comprender lo que ocurre en Gaza es necesario sacar los ojos de la foto. Aunque el texto, a veces, tam bién engañe. Nacho Torreblanca, el más perspicaz de los analistas españoles de política exterior, acaba de escribir en El País que “activistas de Hamas lanzan cohetes regularmente sobre Israel, pero las cifras (700 en lo que iba de 2012) demuestran que el gobierno de Netanyahu podía perfectamente vivir con esos lanzamientos”.

Tremenda majadería. ¿Alguien se imagina a cualquier otro gobierno del mundo recibiendo 700 cohetazos en un año y cruzándose de brazos? Cuando Colombia bombardeó una base de las FARC en Ecuador, el historiador Moniz Bandeira aseguró en la BBC que, si la acción se hubiera lanzado contra territorio brasileño, su país habría declarado la guerra. Aunque la lucidez del historiador brasileño es objeto de polémica, su opinión reflejaba el sentido común: un Estado atacado se defiende.

Puede discutirse la legitimidad de la respuesta israelí pero no su racionalidad: en esa tierra, el que pone la otra mejilla termina crucificado. El contraargumento más utilizado es que Israel inició la violencia por ser una potencia ocupante, y por lo tanto los palestinos sólo se defienden. El problema de este relato es que contradice los hechos: bajo el mandato de Ariel Sharon, Israel se retiró unilateralmente de Gaza en 2005, llevándose a algunos de sus colonos por la fuerza.

Es cierto que sigue ocupando varias extensiones de Cisjordania, el otro segmento de territorio palestino, pero no es de ahí de donde vienen los cohetes. Ante esta constatación, el argumento se reelabora así: es verdad que Israel se retiró de la Franja de Gaza, pero mantiene el bloqueo por tierra, aire y mar. Parcialmente correcta, esta explicación es por eso falsa: Gaza tiene frontera con Egipto, así que el Estado israelí no podría sitiarla sin la complicidad del mayor de los países árabes. Y, por lo que se ve, la llegada al poder en El Cairo de los Hermanos Musulmanes generó mucha simpatía con la causa palestina –pero no la suficiente como para dejarlos cruzar la frontera–.

Israel tiene tanta capacidad de bloquear a Gaza como la Argentina de bloquear a Uruguay: podrá piquetearle todos los puentes y expropiarle Buquebus, pero cuando hay otro vecino y salida al mar, sin connivencia no hay bloqueo.

La aspiración palestina de un Estado soberano es justa y genera empatía, pero Hamas es detestado hasta por sus hermanos. Y, sin embargo, la política cohetera de Hamas les sirve a muchos: a los fundamentalistas islámicos y nacionalistas radicales, para atizar el odio contra Israel; al gobierno de derecha israelí, para justificar su negativa a devolver más territorio, y a Irán, el gran mecenas, para distraer las atenciones mientras desarrolla la bomba atómica. Claro que la violencia perjudica a los civiles de ambos lados de la frontera, así como a los moderados de todo Oriente Medio.

Pero, irónicamente, la solución sólo puede llegar de la mano de los radicales: o se barre a Israel del mapa o se desarma a sus enemigos. Irán tiene clara su opción, Egipto y Turquía, la otra potencia amarilla de la región, no. En el largo plazo, es factible que Hamas termine alejándose de la violencia como ya hizo Fatah, la otra gran organización palestina. En Europa, IRA y ETA son buenos antecedentes. Pero en el corto plazo la clave no yace en Palestina sino en Damasco y en los bunkers subterráneos iraníes. La suerte del gobierno sirio parece echada y su caída es cuestión de semanas. El ataque a Irán, en cambio, todavía carece de fecha.

Cuando los israelíes son confrontados con la posibilidad de que esa opción retrase el desarrollo nuclear sin eliminarlo, su respuesta es simple: entonces volveremos a atacar. En una región donde los conflictos no se resuelven sino que se administran, los bombardeos son el equivalente a cortar el pasto: una rutina que se repite mientras el pasto vuelva a crecer. Por más trágico que parezca, Gaza es una cortina de humo. Detrás de las fotos de niños muertos se esconde la bomba iraní, aunque ese texto todavía no esté escrito.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email
3 Comentarios
Antiguos
Nuevos Más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Fabian Fernandez
7 años atrás

No coincido con el espiritu del articulo. La «racionalidad» de las acciones de Israel cifrada en la violencia de Hamas me parece -simplificando las cosas- una lectura del conflicto desde las ideas del mainstream mediatico o sea desde la propaganda israeli/eeuu.

La racionalidad de las acciones de Israel habria que buscarlas en la concepcion del propio Estado : como dice Shlomo Sand Israel es una ETNOCRACIA (*). El peligro para Israel (o la concepcion de Israel predominante) no es la violencia (legitima? digo pensemos tambien en la racionalidad de las acciones palestinas) de los Palestinos sino en su mera presencia.

Del articulo hay muchas ideas q repasar…la de Hamas «detestado» hasta por sus hermanos…la «radicalidad» de Hamas…

(*)(«Por ello, aunque no estemos en el terreno de la zoología, y la terminología exacta es menos exigente que en las ciencias naturales, Israel todavía tiene que ser descrito como una «etnocracia». Todavia mejor se le puede llamar una etnocracia judia con rasgos liberales, es decir, un Estado cuyo proposito principal no es servir a un demos igualatario-civil, sino a un ethos religioso-biologico que historicamente es totalmente ficticio pero dinamico, excluyente y discriminatorio en su manifestacion politica. Semejante Esado, a pesar de todo su liberalismo y pluralismo, está comprometido con el aislamiento de su ethos elegido por medios idologicos, pedagogicos y legislativo, un aislamiento no solo respecto a aquellos de sus ciudadanos que no estan clasificados como judios, no solo de los hijos israelies de los trabajadores extranjeros, sino del resto de la humanidad.» La invención del pueblo judío
Shlomo Sand http://books.google.com.ar/books?id=015fwjqBT58C&printsec=frontcover&dq=shlomo+sand+invencion&hl=es&sa=X&ei=Z9mmUJ6EGaW30AGN2oG4CQ&ved=0CCoQ6AEwAA#v=onepage&q=shlomo sand invencion&f=false )

Sergio Suarez
7 años atrás

Fabian Fernandez, leíste un articulo de Shlomo Sand, y ya tenes la explicación de todo. Tu comentario es un buen ejemplo del simplismo maniqueo contra el que justamente sale esta nota. Tu comentario sigue sin responder a la pregunta que para algunos boludos como yo continua siendo crucial:¿cual seria la política «progresistamente potable» de Israel, fuera de un alegre suicidio colectivo?

Fabian Fernandez
7 años atrás

Estimado Sergio Suarez son visiones -en cuanto a lo que conozco del conflicto pensemos que lo tuyo es una especulacion y convengamos que irrelevante-. En cuanto a visiones el simplismo maniqueo lo veo en la nota que como ya opiné me parece que se sube a ideas del mainstream con respecto a que Israel se «defiende».

Tu pregunta tiene adolece del maniqueismo del que decis que renegas junto al articulo….la idea de que Israel se «defiende», que hamas son muy «malos»…que Israel esta frente a su «desaparicion»…incluso usas «suicidio colectivo».

Especificamente en cuanto a los últimos acontecimientos (en cuanto a que Hamas es «radicalizado» y que Israel se «defiende») habia denuncias en Israel de que el lider de Hamas que asesinaron estaba tratando de llevar negociaciones de Paz. Documenta el diario Haaretz la denuncia de un defensor de los DDHH israelí . Acá tenes el link si te place acceder a la informacion: http://www.haaretz.com/news/diplomacy-defense/israeli-peace-activist-hamas-leader-jabari-killed-amid-talks-on-long-term-truce.premium-1.478085

En cuanto a tu pregunta creo que la respuesta es : ninguna salida progresista. Mayormente lo que pienso es el link que te dejo (digo si te interesa): http://causapalestina.blogspot.com.ar/2009/01/la-democracia-no-es-buena-para-el.html

Hoy en Rebelion suben una nota de Norman Filkenstein muy interesante desde lo politico. Te dejo algunos parrafos:

«El argumento oficial es que Israel lanzó la Operación Columna de Defensa el 14 de noviembre 2012, porque, en palabras del presidente Barack Obama, tenía «todo el derecho a defenderse».

En este caso, Israel estaba supuestamente defendiéndose de los 800 ataques con proyectiles procedentes de Gaza desde enero de este año pasado.

Los hechos, sin embargo, sugieren lo contrario.

Desde el inicio del nuevo año, un israelí había sido asesinado como consecuencia de los ataques de Gaza, mientras que 78 habitantes de Gaza habían sido asesinados por los ataques israelíes. El poder gobernante en Gaza, Hamás, estaba mayormente comprometido con la prevención de ataques. De hecho, Ahmed al-Jaabari, el líder de Hamás cuyo asesinato por parte de Israel desencadenó la actual ronda de combates, fue considerado por Israel como el ejecutor principal de las treguas periódicas, y estaba en el proceso de aplicación de otro alto el fuego justo cuando él fue liquidado.

Hamás hizo de vez en cuando la vista gorda, o se unió para evitar una escalada, cuando provocaciones israelíes resultaron en ataques de represalia por rivales islamistas de Hamás mas militantes. Fue señalado como colaborador de Israel en la imagen de la Autoridad Palestina.

Se ha especulado que Hamás estaba deseando una confrontación con Israel. Pero este pasado año Hamás ha estado en una buena racha. Su alma gemela ideológica, la Hermandad Musulmana, ascendió al poder en Egipto. El emir de Qatar viajó a Gaza con la promesa de $ 400 millones en ayuda, mientras que el primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan estaba previsto que visitara Gaza poco después. En Cisjordania muchos palestinos envidiaban (con razón o sin ella) que a los habitantes de Gaza les estaba yendo mejor económicamente. Mientras tanto, la Universidad Islámica de Gaza llegó incluso a arrancar una conferencia académica a la cual asitió el renombrado lingüista Noam Chomsky.

La estrella de Hamás estaba poco a poco brillando mas, a expensas de la desventurada Autoridad Palestina. Lo último que necesitaba en ese momento era una confrontación inevitable y destructiva con Israel que podría poner en peligro estas ganancias dura y constantemente ganadas.SIGUE EN http://www.rebelion.org/noticia.php?id=160019

Saludos

Última Edición