Thomas: “En 2013, los tibios no van a convencer a nadie”

Diputado nacional por Mendoza y presidente del bloque Frente Peronista, Enrique Thomas es uno de los referentes del espacio peronista antikirchnerista. Cercano a Felipe Solá durante la primera etapa del Gobierno de Cristina, muchos lo imaginan ahora como uno de los articuladores de un espacio federal que acompañe a Daniel Scioli si abandona el oficialismo. En diálogo con el estadista, criticó el “unitarismo” del kirchnerismo y ratificó que “por su historia y trayectoria, en 2015 Scioli tiene que estar de este lado”.

¿Cómo evalúa el primer semestre en la Cámara?

Creo que el kirchnerismo hace uso y abuso de la mayoría cuando la tiene. Lo vienen haciendo desde 2005, y lo han continuado desde que el año pasado la recuperaron. Siguen manejándose con una lógica de no escuchar, de no aceptar sugerencias, perdiendo oportunidades de mejorar las leyes y sacarlas con mayor consenso. Sólo han permitido un leve intercambio en los proyectos que tienen relación con lo social. Pero en los económicos, en momentos en los que además aparece como necesario trabajar en conjunto ante el contexto internacional, no admitieron ninguna sugerencia.

¿Y qué espera para la segunda mitad del año?

Tendremos que estar muy atentos a las ocurrencias de la Presidenta, ya que queda en evidencia que no hay un plan o una estrategia, sino que han ido primando los impulsos nacionalistas, que el Gobierno ya impulsó con temas como YPF. En esa línea, veo razonable esperar un mayor avance sobre los bancos, o un mayor cerco confiscatorio sobre los ahorros como lo que pasa con el dólar. Nosotros trataremos de insistir con proyectos para actualizar el mínimo imponible de ganancias y una modificación de la coparticipación para reducir los fondos que hoy el Estado reparte de manera discrecional.

Hablaba recién de las cuentas fiscales. ¿Cree que el contexto internacional le jugará en contra al país?

Lo que está claro es que se acabó la fiesta de la economía. La sintonía fina que proponía la Presidenta se reveló como un ajuste con dos víctimas claras: los salarios de los trabajadores y las provincias.

¿Las cuentas provinciales serán un problema?

Ya hay complicaciones evidentes para las provincias. Y esto no es patrimonio de las que están enfrentadas con el Gobierno, sino que hasta muchos gobernadores kirchneristas están realmente asfixiados. Pero esto no es nuevo. Es otra evidencia de la matriz de país autoritario y unitario que quiere imponer el Gobierno. Elegidos por su pueblo, con mucho apoyo, terminan siendo gerentes del poder central.

¿El gobernador Scioli es un ejemplo de eso?

Él tiene que terminar de marcar las diferencias que tiene con el Gobierno. Nosotros estamos construyendo una alternativa peronista real para 2013, pero con la mira en 2015, y esperamos que esté de nuestro lado. El sí sigue siendo peronista y por su historia y trayectoria tiene que terminar de cruzar la línea que el Gobierno, en definitiva, quiere que cruce.

¿Pero Cristina no es peronista entonces?

Creo que se ha desnudado la realidad que venía hace tiempo. El kirchnerismo y el cristinismo no tienen nada que ver con las bases doctrinarias del peronismo. La Presidenta decidió apoyarse sobre una izquierda cada vez más marginal dentro del partido y abandona a una serie de dirigentes a los que maltrata. Este Gobierno ya no es peronista.

¿Para usted Scioli irá por afuera en 2013?

No le queda otra alternativa que ir con una lista propia si quiere ser Presidente. Ni él ni muchos otros gobernadores y dirigentes peronistas quieren repetir lo que sucedió en 2011 cuando la Casa Rosada les armó toda la lista de diputados. Si Scioli quiere ser Presidente en tres años, va a necesitar un bloque de legisladores propio. Y eso sólo lo tendrá si el año que viene va por afuera del kirchnerismo.

¿Qué otros dirigentes imagina en ese espacio?

Creo que hay hombres como José Manuel De la Sota, Juan Urtubey y otros gobernadores que si todavía no han blanqueado sus diferencias es por la presión fiscal. Si pudieran, se sumarían.

¿Y Felipe Solá?

Yo he estado muy cercano a él, pero no lo termino de interpretar. Está intentando unas posiciones intermedias que no se entienden. Para mí el año próximo va a ser un año de definiciones, y en 2013 los tibios no van a convencer a nadie.

¿Qué cree que puede pasar con Hugo Moyano?

Moyano es completamente consciente del rol social que ocupa hoy en día y defiende los intereses de los trabajadores. No me cabe duda de que, en ese rol, va a ser parte de esta construcción peronista que estamos pensando.

¿Hay chances de que avance la reforma constitucional en Mendoza?

Es una oportunidad importante de renovar el sistema electoral mendocino y de adecuar el marco normativo. Desde ese punto de vista es interesante. Ahora bien, la veo como algo complejo y ya alejado de sus objetivos si se incluye la reelección del actual gobernador como uno de los puntos a tratar. Ahí tendría menos posibilidades de ser aprobada.

(De la edición impresa)

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Última Edición