Vidal se prepara para competir contra Cristina y Kicillof

En La Plata creen que las primarias serán muy reñidas, pero que luego la gobernadora sumará muchos votos que le permitirán obtener la reelección. También apuestan a una leve baja de la tasa de inflación

 

La provincia de Buenos Aires será una de las pocas que elegirán sus autoridades el mismo día de las presidenciales. Eso le da una característica que la diferencia de otros distritos que adelantaron sus elecciones. Los resultados hasta ahora fueron favorables a los oficialismos locales y quedó claro que la marca Cambiemos perdió atractivo. Lo que falta del calendario electoral no traerá mejores noticias para el Gobierno nacional que sólo podrá festejar los resultados de Jujuy y Mendoza antes de las primarias de agosto. La expectativa en Cambiemos de ganar cuatro o cinco gobernaciones que se generó a partir de las legislativas de 2017, se desvaneció.

Pero, más allá de esa frustración, la atención está concentrada en Buenos Aires. María Eugenia Vidal y su equipo político estiman que las primarias del 11 de agosto serán muy reñidas y que no puede descartarse una derrota en esa instancia. Estiman que Cristina Kirchner será candidata y creen que obtendrá al menos del 34% de los votos como en las primarias de 2017 cuando disputó una banca en el Senado. Tampoco descartan que en las primarias de agosto esté cerca del 37% que logró en las generales de hace dos años. En La Plata consideran que el candidato a gobernador ungido por Cristina será Axel Kicillof y suponen que no sufrirá un gran corte de boleta. Los intendentes peronistas del conurbano hubiesen preferido a uno de ellos compitiendo por la gobernación, pero no tienen un candidato que los unifique y de haberlo tendido, tampoco tenían forma de imponérselo a Cristina que es quien tiene los votos. A cambio de ello, les permitirán poblar las listas de legisladores provinciales con candidatos afines

En este contexto, el desafío político real de Vidal es ganarle a Cristina. En las primarias de 2015, Vidal obtuvo el 29,95% de los votos y trepó a 39,42% en la elección general. Ese fuerte crecimiento fue producto de muchos cortes de boleta para evitar el triunfo de Aníbal Fernández y de la mayor cantidad de votantes, casi un millón, con relación a las primarias. Cerca de la gobernadora admiten que ahora su piso electoral es mucho más alto que en las primarias de 2015, pero reconocen también, que es más acotado el margen para crecer luego, porque el escenario se presenta más polarizado y porque Kicillof no es Fernández. De todas maneras, en La Plata sostienen, que si bien las primarias serán reñidas, Vidal sigue siendo favorita para finalmente obtener su reelección en octubre. Una reciente encuesta de RTD le da a Vidal una intención de voto de 40% contra 31% de Kicillof mientras que Cristina le ganaría a Macri por 40% a 28%.

Este es el peor momento del Gobierno de Macri y el moderado optimismo electoral que hay en el entorno de la gobernadora se sostiene en la creencia de que la situación económica mejorará levemente en los próximos meses y que los sectores sociales más castigados por la crisis sientan un alivio. Y en La Plata están dispuestos a hacer su aporte para que así sea. De allí el acuerdo salarial con los docentes, la posibilidad de reducir algunas cargas impositivas, aliviar el peso de las tarifas y el retorno de los descuentos en supermercados para los clientes del Banco Provincia, entre otras iniciativas.

En términos institucionales los avances fueron significativos en estos años pero a la hora de votar no son suficientes para compensar el deterioro de las condiciones de vida que golpea en el conurbano. Por eso, desde el gobierno bonaerense le reclamaban a la Nación medidas económicas destinadas a paliar la situación de los sectores de ingresos medios bajos que son decisivos en las elecciones. En La Plata consideran que las recientes medidas puestas en marcha en materia de precios, tarifas y tipo de cambio por el Gobierno nacional son poco ambiciosas pero están en el rumbo correcto. Y apuestan a que sirvan para bajar la tasa de inflación, clave para cualquier pretensión electoral del oficialismo.

Esta entrada fue publicada en Edición 182. Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a Vidal se prepara para competir contra Cristina y Kicillof

  1. Eduardo Chacón dijo:

    Números imposibles y fantasiosos: ¿alquien puede imaginar un corte de boleta tal que permita a Cristina Kirchner ganar por 12 puntos y a Vidal imponerse por 9? Esta nota necesita ser revisada y cuestionada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + trece =