Los que apuestan al corte

(Especial para la edición online)

Se concretó finalmente el alejamiento formal de Felipe Sóla del peronismo federal mientras que los legisladores santafesinos que responden a Carlos Reutemann y Jorge Obeid, decidieron conformar un nuevo bloque. La Cámara, en el tramo final de su actual composición, termina reforzando dos de sus características recientes: la fragmentación creciente y los pases de legisladores al campo político antagónico por el cual fueron electos.

Si se ratifican los números de las primarias, el Gobierno no tendrá inconvenientes en impulsar su agenda en Diputados, no solamente por el crecimiento del bloque del Frente para la Victoria sino porque legisladores de origen peronista que votaban con la oposición comenzarán a acompañar al oficialismo. Lo harán desde los nuevos bloques que se están conformando a partir del desmembramiento del peronismo federal.
Quedarán cerca del espacio opositor los diputados duhaldistas y los del bloque que podrían conformar los legisladores de los Rodríguez Saá y Francisco De Narváez.

Los reacomodamientos en los bloques legislativos no son sino una de las manifestaciones de un fenómeno más amplio que es la reconfiguración del peronismo después del 23 de octubre. A su vez, en el Senado, la posición del oficialismo es holgada y no tendrá inconvenientes en aprobar sus proyectos.

Por otra parte, con el triunfo en Río Negro se cerró el ciclo de elecciones de gobernador. El saldo fue muy favorable para los oficialismos ya que sólo perdieron en la primera y en la última elección –Catamarca y Río Negro–. En ambos casos, la derrota fue de ese híbrido político llamado radicalismo K. Sólo dos distritos quedaron en manos de partidos opositores al Gobierno Nacional (Santa Fe y CABA). Mendoza
podría ser el tercero pero si gana el candidato oficialista, el peronismo podrá decir que no perdió ninguna provincia en la que gobernaba y que, incluso, logró sumar dos más.

Tiempo de cortar

Las primarias fueron el hecho novedoso de este año electoral. Sus consecuencias todavía no se conocen plenamente. Uno de los interrogantes se refiere al comportamiento que tendrán en octubre quienes participaron en la interna de un partido en la cual su candidato perdió. ¿Votarán por el ganador o considerarán otras opciones?

En la provincia de Buenos Aires, por ejemplo, en muchos municipios ganó la suma de los candidatos del FpV pero individualmente el candidato más votado fue de otro partido. Tal es el caso de distritos como Junín y Pergamino, entre otros. El corte de boleta es un tema que preocupa tanto a oficialistas como a opositores, pero por motivos distintos.

Mientras aquellos que forman parte de las boletas en cuyo primer tramo está la Presidenta, apuestan fuerte por el efecto arrastre. Mientras que aquellos que comparten la boleta con candidatos presidenciales con baja intención de voto o directamente no postulan a ninguno, están en problemas.

Uno de esos casos es el de Roberto Iglesias, el candidato radical en Mendoza. Necesita 35 puntos para ganar la gobernación pero la intención de voto a Ricardo Alfonsín está en el 10% por lo cual debe promover un masivo corte de boletas para mantener sus posibilidades. El candidato del FpV, Francisco Pérez, tiene, a título individual, menos
apoyo que Iglesias pero se puede beneficiar del arrastre de Cristina, que lograría el 50% de los votos en la provincia.

En la Capital, Federico Pinedo deberá lograr un corte de boleta importante dado que no lleva candidato presidencial. En las primarias obtuvo el 15% de los votos, la mayoría de los cuales fueron en combinación con la boleta presidencial de Duhalde. Pero como la candidatura de Duhalde está en baja, Pinedo deberá también incentivar el corte por parte de quienes opten por otras alternativas presidenciales.

Finalmente, De Narváez está procurando incrementar el corte de boleta que ya lo favoreció en las primarias dado que sacó casi 6 puntos más que Alfonsín. Ahora espera captar los votos que en las primarias fueron para Adolfo Rodríguez Saá, que no puede ser candidato. Por lo tanto, la boleta presidencial de su hermano Alberto no incluirá la categoría a gobernador de Buenos Aires y De Narváez aspira a que haya allí un corte de boleta que lo favorezca.

Hay muchas especulaciones y una comprobación: a cuatro semanas de las elecciones presidenciales de lo único que no se habla es de las elecciones presidenciales.


Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Última Edición