Landau: “No hay duda de que hoy el peronismo es el kirchnerismo”

(Publicado en la edición nº36)

El diputado y apoderado del FpV, Jorge Landau, analizó las listas legislativas y el escenario previo a las Paso con el estadista.

¿Cómo evalúa el año legislativo?

Ha sido muy particular porque el cronograma electoral comenzó en marzo, casi en coincidencia con el año legislativo. Creo que por eso ha sido muy flojo este semestre, aunque espero que después de las primarias de agosto se ponga en marcha nuevamente. Igualmente es un fenómeno típico de cada año con elecciones.

¿Que piensa que cambiará con la renovación legislativa?

Lo que ocurra el año que viene dependerá exclusivamente de la relación de fuerzas que se configure. En 2010 hubo una estrategia equivocada de la oposición nucleada en el Grupo A, cuando intentó imponernos a la primera minoría una agenda por la fuerza. Incluso ellos mismos han hecho mucha autocrítica sobre este tema. Pero espero que esa mala jugada sirva de experiencia para la nueva composición en la que seguiremos siendo la primera minoría.

En ese sentido, ¿cómo definiría a las listas para Diputados del FpV para octubre?

Las listas reflejan bien la heterogeneidad que expresa hoy el kirchnerismo, y que además nos habilita para tener una agenda de lo más variada para el año que viene.
Tenemos desde cuadros técnicos hasta dirigentes con mucha trayectoria e idoneidad.
Hay sectores sindicales, políticos, de organizaciones sociales. Es una lista muy previsible que repite los esquemas de representación de cada uno de los sectores de años anteriores. No inventamos nada que no hubiéramos hecho en 2007 y 2009. Hay, como siempre, proporciones de legisladores que reeligen y otros que se incorporan por primera vez. Incluso el porcentaje sindical está pensado para respetar lo de otros años. La mecánica estructural es más o menos la misma.

Pero la aparición de varios referentes juveniles sí es una novedad en las listas…

Sí, es cierto, hay más presencia juvenil. Pero esto tiene dos componentes: por un lado siempre hay una renovación que se produce en los ámbitos legislativos, es completamente lógico. Además, uno de nuestros sectores de apoyo son los sectores juveniles, queda claro que el electorado joven se inclina por nosotros, por lo que es totalmente entendible la presencia de militantes sub 40 en las listas. Por otro lado, el fenómeno de La Cámpora no puede tomarse como algo aislado. Es sólo el nombre
actual de la entrada de los jóvenes en la política. Cada fuerza tiene su mecanismo, lo han tenido siempre, y hoy en día La Cámpora representa lo más parecido al mecanismo institucional del peronismo para la renovación de cuadros. Y la única forma de hacerlo es a la fuerza, yo hace 40 años que estoy en política y jamás vi que un viejo le dejara lugar a un joven por las buenas. En unos años lo que va a quedar de La Cámpora es una anécdota, lo importante es la renovación política que promueve.

¿La injerencia de Cristina Fernández fue fundamental en el armado?

En un año electoral siempre hay que comprender que quien tiene la responsabilidad mayor es la Presidenta. Más en un país como la Argentina, que es super presidencialista. Cristina Fernández, que se encamina a la reelección, es quien deberá instrumentar un plan de gobierno para los próximos cuatro años, por lo que es más que lógico que sea ella quien elija a la mayoría de los legisladores con los que tendrá que trabajar desde el Ejecutivo. Es comprensible y no es para sorprenderse entonces que tenga una importancia tan determinante en el denominado “armado”, no es algo que tenga que llamar la atención.

¿Cómo ve la relación entre el kirchnerismo y el peronismo? ¿Son lo mismo?

Es un error diferenciarlos hoy en día. El kirchnerismo es la expresión actual del peronismo. El peronismo siempre ha mostrado una estructura vertical de conducción a la que está acostumbrado, en la que el movimiento toma el rumbo que le imprime
quien lo dirige. Para un lado o para el otro. Por eso me extraña cuando usan la la palabra peronismo disidente como algo nuevo. Son en realidad peronistas que no se aguantan perder puertas adentro del partido y deciden apartarse. Chacho Alvarez fue en su momento un peronista disidente. Pero cuando todos los gobernadores, los intendentes, los legisladores están encolumnados en el kirchnerismo es imposible separar al proyecto de Cristina del peronismo.

¿Cómo ve el camino hacia las primarias? ¿Piensa que puede haber complicaciones para el oficialismo?

Nuestra performance en Santa Fe será mejor que las de 2007 y 2009. En Capital también hemos mejorado significativamente. Lo de Córdoba es un tema más complejo porque la relación con De la Sota es más fluctuante, al tiempo que él ha sido históricamente contrario a los ejecutivos nacionales de turno. Lo fue con Menem y lo es ahora. Por eso creo que tenemos un buen posicionamiento para agosto y llegaremos mejor a octubre.

¿Piensa que puede haber una polarización para las generales de octubre?

Es difícil saber realmente qué va a pasar. La Argentina, es cierto, es un país de tendencia bipartidista en los últimos años y es probable que se configuren dos polos fuertes después de las primarias. Pero el enigma, creo, es cómo va a funcionar la fórmula entre De Narváez y Alfonsín. El país necesita una fuerza de centroderecha
consolidada, y hoy ni Macri ni Duhalde tienen esa escala nacional.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Última Edición